Quienes Somos

Vamos juntos

Vivimos tiempos de constantes cambios y desafíos, que requieren capacidad de anticipación y adaptación.

Somos conscientes que esta realidad incide directamente en tu trabajo y en los retos que cada día le toca afrontar a tu organización.

Desde que empezamos con GUT,nos dimos cuenta que si queríamos ser un aporte, era fundamental que nos convirtiéramos en tu acompañante.

¿Y eso qué quiere decir?

Pues que no podíamos ser un mero proveedor que toma un pedido, lo trae y lo lleva… Que debíamos convertirnos en solucionadores.

¡Un solucionador te acompaña!
Y de ahí nace nuestro lema:
VAMOS JUNTOS.

Pilares del Servicio GUT

De esta filosofía nacen los pilares que sostienen nuestro servicio. Unos pilares que están en constante revisión y ajuste.

  • Trabajamos con el menor número de intermediarios posibles.
  • Trabajamos con los mayoristas principales del país. Somos importadores (EE.UU. China, Japón, India y Europa).
  • Nos hacemos cargo de principio a fin.
  • «Precio transparente». Nuestro margen no tiene sobreprecios. Nuestros costos pueden ser revisados por nuestros clientes.

  • Formamos parte del desafío 10X para la reducción de la desigualdad (www.desafio10x.cl).

  • Equidad. Nos fascina la diversidad de nuestro mundo, pues esa es su verdadera riqueza. Por eso fomentamos el respeto y la equidad racial, sexual, religiosa, cultural, etc.
  • Sostenibilidad. Si la tierra prospera, nosotros también.
    Estamos analizando iniciativas medioambientales que apoyar comparte de nuestras utilidades.

Nuestra
historia

El nombre GUT llegó tras una ardua búsqueda y decidimos quedarnos con él porque encierra conceptos que dan cuenta de nuestra historia y anhelos. En alemán significa “bueno”; en inglés “intestino” o “corazonada”, “intuición”; y además se corresponde con las primeras letras del apellido de quien creo la la empresa, Claudio Gutiérrez.

Este emprendimiento tiene todas las ganas de hacerlo bien, para ser un aporte, establecer relaciones sinceras para generar colaboración y apoyo a quienes lo requieren. Partimos con una gran corazonada de que somos capaces de hacerlo, basados en nuestra experiencia y sobre todo el deseo.

Antes de GUT

Porque como toda historia, tiene una prehistoria de 10 años desarrollando propuestas y negocios para la industria Minera. Y un momento clave, cuando después de tantas horas y desvelos, después de ganarnos un gran proyecto, sentir que no tenía ganas de celebrar… era el momento de un cambio.

Y así, en 2017, empezamos esta aventura de poner al servicio de los demás todas las redes de contactos y los conocimientos tecnológicos y de mercados internacionales.

Un lugar: Calama

Partimos en Calama, la ciudad que para muchos es la más fea de Chile. Sin embargo, le quería devolver la mano, por haberme acogido durante toda mi infancia y juventud, por darme muy buenos recuerdos. Pero sobre todo porque sabía, desde los tiempos en que estudiaba ahí, que siempre nos hacían entender que para conseguir algo, había que irse.

jason-sung-Ciz4lHr8Jgw-unsplash_opt (1)

El inicio: Educación y Tecnología

Decidí entrar en educación porque en tercero medio fui estudiante de intercambio en Japón y fui testigo de cómo los recursos materiales y tecnológicos estaban disponibles para quien tenía ganas y quería desarrollar las competencias, incluso en el estado rural donde vivía.

¿Cómo podríamos acortar esa brecha y acercar estos recursos a estudiantes chilenos a los lugares mas remotos?

Nos dimos cuenta de que la penetración de la tecnología no era mucha, debido al desconocimiento de todas las opciones disponibles, lo que provocaba que solo se decidiera por la renovación de lo que ya conocían y utilizaban.

Algunas instituciones, incluso, no consideraban tecnología en su proyecto escolar, porque los niños estaban todo el día “pegados al celular”.

Creo que hoy, tras la pandemia, quedó muy clara la importancia y la brecha que genera la tecnología, no solo en temas de infraestructura y máquinas, sino que en su uso; dado que ha permitido la continuidad del aprendizaje.

Fue así como nos dimos cuenta que nuestra misión no era la de ser meros tomadores de pedido, sino la de acompañarlos en un rol más cercano a la consultoría.

El modelo
GUT

¿Cómo debíamos apoyar a nuestro cliente para asegurarnos de que el producto elegido fuera el más adecuado al contexto y las necesidades reales, además de optimizar su uso?

Con todo este bagaje, fuimos armando un modelo de servicio que tomaba lo que aprendíamos de las escuelas y estaba ligado a nuestro sello:

  • Conversar con nuestros clientes para conocer la verdadera necesidad de la tecnología a implementar.
  • Facilitarles el trabajo y entregar todo lo que adquirían “listo para usar”, capacitar en su uso al máximo de docentes, de este modo, llegaría a una mayor cantidad de alumnos.
  • Acompañarlos estrechamente para asegurarnos de que el proyecto tuviera continuidad y que nunca estuviesen solos.

pexels-gustavo-fring-4148838_opt

La pandemia: Salud y Seguridad

En marzo del 2020, a días de que se desatara la pandemia, fuimos contactados por una institución de salud, dado que requerían comprar insumos y su proveedor no tenía stock, ni tampoco fecha próxima de llegada.

Tomamos el desafío y entramos a un mercado con una alta demanda, escasez y altos precios, que incluso superaban en 500% el costo original. En muy poco tiempo pudimos crear lazos con grandes mayoristas y farmacéuticas de la industria, y usamos nuestras capacidades de importación para traer insumos de primera necesidad para nuestros clientes.

Nuestra disposición y respuesta generó que se “pasara la voz” y varias otras instituciones comenzaran también a pedirnos apoyo… ahi nace la línea de negocios de Salud y Seguridad.